Esta herramienta se enfoca en el crecimiento integral individual y grupal; siendo que el grupo es el soporte, respaldo y estimulo para el individuo. Priorizamos lo saludable y placentero para el ser humano, y es justamente desde ese lugar que actúamos.
El movimiento pleno de sentido es lo que llamamos danza. Es una forma de expresar y sentir la vida que involucra al ser humano en su totalidad. Nos interesa lo que en ella se transmite, se crea y se transforma. Cada ser humano es diferente y tan valioso como los demás, al igual que sus danzas expresan formas de vida diferente que enriquecen nuestro trabajo y a todo el grupo.

Las músicas utilizadas son de carácter orgánico, elegidas específicamente, para cada ejercicio y cada objetivo en particular, según las necesidades de la actividad. Consideramos que la música, la danza y el grupo, acompañados por el facilitador de Biodanza, llevan a estados de experiencias profundas, que ayudan a la conexión con uno mismo, con el otro y con la totalidad que nos rodea, que pueden re-significar la vida de cada uno dentro de la organización.

Nuestra propuesta consiste en trabajos puntuales, específicos de dos a tres horas; y también la creación de grupos regulares, con una frecuencia semanal. Esta tarea se puede realizar, con grupos de adultos: familias o compañeros de una organización.